El equipo ideal para instalar una puerta eléctrica

Cómo elegir el equipo ideal para automatizar una puerta:

Una puerta automática además de valorizar el inmueble, aporta mayor seguridad y comodidad al no tener que bajar del vehículo para abrir y/o cerrar la puerta, pero antes de disfrutar estos beneficios existen ciertas variables que debemos evaluar, para que no se vuelva en un dolor de cabeza.

Es necesario que tengas presente que existen diferentes tipos de automatización como puertas automáticas corredizas y batientes tanto vehiculares como peatonales, así mismo según el espacio con el que contemos podemos implementar sistemas levadizos ya sea seccional o basculante, y en el caso de una aplicaciones más específicas podemos encontrar incluso talanqueras para el control de tráfico.

Ya sabiendo qué tipo de puertas podemos automatizar, ahora si vamos a hablar de los puntos más importantes a tener presentes para que el proyecto de automatizar un acceso vehicular o peatonal sea un éxito:

Condiciones estructurales de la puerta:

Cualquier tipo de puerta que está trabajando manualmente, es una puerta susceptible de automatización, sin embargo esta debe estar sin desnivel, fricciones, rieles y/o rodamientos en mal estado, así mismo la hoja como tal no debe estar en malas condiciones, ya que el automatismo viene a complementar el sistema existente y no a solucionar sus problemas de funcionamiento.

Cualquier tipo de puerta que está trabajando manualmente, es una puerta susceptible de convertirse en una puerta eléctrica; sin embargo esta debe estar sin desnivel, fricciones, rieles y/o rodamientos en mal estado, así mismo la hoja como tal no debe estar en malas condiciones, ya que el automatismo viene a complementar el sistema existente y no a solucionar sus problemas de funcionamiento.

Peso de la hoja:

Cada equipo esta probado y certificado para operar bajo ciertas condiciones que categorizan los automatizadores, una de ellas es conocer el esfuerzo que deberá realizar el motor para abrir o cerrar la puerta (peso de la hoja).

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior, ya que si por ejemplo el riel de desplazamiento o los rodamientos están en malas condiciones. Esto supondrá un esfuerzo mayor para el equipo en cada uno de los ciclos, lo que ocasionará un desgaste prematuro o que debamos elegir un motor mucho más robusto; cosa que incidirá directamente en el precios del automatismo.

Cantidad de ciclos:

Conocer este dato, nos permitirá calcular el tipo de tecnología que usaremos, la tecnología adecuada evitará que los equipos se sobrecalientan o sufran desgaste prematuro. Una de las maneras más eficientes de determinar este valor en puertas eléctricas vehiculares, es con la cantidad de bahías de parqueo que tiene el lugar en el que se va a realizar el proyecto, tomando cada bahía como un ciclo en 1 hora.

Medidas de la puerta:

Finalmente conocer las medidas de la hoja, es necesario para determinar la cantidad de cremalleras que necesitaremos usar o en el caso de puertas eléctricas batientes o levadizas para calcular el tamaño del riel, lo que se traduce en que la puerta pueda abrir y/o cerrar completamente.

Con lo anterior podremos elegir no solo el equipo, si no también la tecnología ideal para que los automatismos funcionen con normalidad sin ningún contratiempo indistintamente de la aplicación.

Y tu…

¿Ya dimensiones tus proyectos de automatización de puertas vehiculares y/o peatonales según las 3 variables descritas anteriormente?